Si queremos que nuestros nódulos de kéfir estén en perfecto estado debemos seguir algunas recomendaciones para aprender a cuidar el kéfir de leche.

Recomendaciones para cuidar el kéfir de leche

  1. Limpieza: El factor más importante para tener saludables a nuestros nódulos de kéfir de leche es limpiarlos con leche fresca después de cada uso.
  2. Tiempo: No dejarlos mucho tiempo (+72h) a temperatura ambiente y si lo hacemos debemos evitar consumir la leche kefirada.
  3. Instrumentos: Evitar utilizar utensilios de metal.
  4. Exposición: No exponer los nódulos de kéfir de leche al aire libre, ya que se pueden contaminar fácilmente y morir. Por ejemplo, si una mosca llega a posarse en el recipiente que contiene la leche o los nódulos de kéfir estos morirán.
  5. Preparación: Evita mover con fuerza la cuchara de palo o de plástico al momento de colar el kéfir de leche, ya que se pueden estropear con facilidad.

Si vamos a salir y no tenemos con quién dejar nuestros nódulos de kéfir de leche, te recomendamos que leas el siguiente artículo «Cómo conservar el kéfir de leche«.

Fuente: Elaboración propia