El kéfir de leche es un producto lácteo de consistencia similar al yogurt líquido, el cual es producido mediante la fermentación de levaduras y bacterias, también es conocido como «honguitos de yogurt«, «gránulos de kefir» o «nódulos de kéfir«. Es originario del este de Europa y sureste de Asia. Se le denomina así porque proviene de la palabra turca «keyif«, la cual significa «bendición» o «sentirse bien». Los honguitos de yogurt tienen un aspecto similar al de una coliflor, pero con la diferencia de ser más blancos y gelatinosos. Existen variedades de kéfir, pero las más comunes son el kefir de leche y el kéfir de agua, y su única diferencia es su medio de cultivo, ya que poseen la misma microflora.

Valor nutricional del kéfir de leche

175 ml de kéfir de leche contiene:

  • Calcio: 20 % de la cantidad diaria recomendada (CDR).
  • Fósforo: 20 % de la CDR.
  • Vitamina B2: 19 % de la CDR.
  • Vitamina B12: 14 % de la CDR.
  • Magnesio: 5 % de la CDR.
  • Hidratos de carbono: 7,8 gramos.
  • Proteína: 6 gramos.
  • Grasa: 3-6 gramos (según el tipo de leche).
  • Vitamina D.
  • 100 calorías
  • Compuestos bioactivos: ácidos orgánicos y péptidos (1).

** Los valores nutricionales pueden variar dependiendo de la calidad del medio de cultivo (leche).

Beneficios y propiedades del kéfir de leche

Mejora la digestión

El kéfir puede ayudar a combatir problemas digestivos, tales como estreñimiento, diarrea, síndrome de intestino irritable, entre otros. Esto se debe a que contiene más de 30 microorganismos vivos que se alojan en el intestino permitiendo mantener el equilibrio de las bacterias intestinales. La fermentación de 24 horas puede ser utilizada como laxante.

Presión arterial y colesterol

El kéfir tiene un polisacárido insoluble llamado «kefiran» conocido por su eficacia para mejorar la presión arterial y reducir el colesterol malo.

Previene la osteoporosis y mejora la salud ósea

La osteoporosis es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos, provocando que estos se vuelvan frágiles y se quiebren facilmente (Medlineplus). Generalmente se da en mujeres de edad avanzada. El kéfir elaborado a base de leche rica en grasa puede ayudar a mantener los huesos resistentes y evitar fracturas, debido a que proporciona una fuente de calcio y vitamina K2.

Propiedades antibacterianas

El contenido probiótico del kéfir refuerza el sistema inmunológico mejorando su defensa en respuesta a algunas infecciones causadas por bacterias. Asimismo, el Lactobacillus kefiri, un probiótico del kéfir, puede impedir el crecimiento de H. Pylori, Salmonella y E. Coli. El kéfir también contiene un hidrato de carbono llamado kefiran que posee propiedades antibacterianas.

Asma y alergias

Las reacciones alérgicas son causadas por una respuesta inflamatoria contra algunos alimentos o sustancias. Según varios estudios en animales el kéfir podría eliminar respuestas inflamatorias relacionadas con alergias y el asma, sin embargo, es necesario que se realicen estudios en humanos para comprobar su eficacia.

¿Puedo tomar kéfir si soy intolerante a la lactosa?

Las personas que son intolerantes a la lactosa no son capaces de descomponer y digerir adecuadamente la lactosa que tienen los productos lácteos, sin embargo, el kéfir contiene enzimas que favorecen a la descomposición de la lactosa en ácido láctico.

Referencias:

  1. Kéfir – Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/K%C3%A9fir)
  2. ¿Qué es el kéfir y qué beneficios te brinda? – Nutrición Sin Más (https://nutricionsinmas.com/que-es-el-kefir-y-que-beneficios-te-brinda/)
  3. Kéfir: qué es, beneficios, propiedades y para qué sirve (https://viviendolasalud.com/dieta-y-nutricion/kefir)
  4. Osteoporosis: Medlineplus en español (https://medlineplus.gov/spanish/osteoporosis.html)